DERECHO CIVIL

derecho civil

¿QUE ES EL DERECHO CIVIL?

Lo podemos definir, como la rama del derecho encargada de regular las relaciones de los individuos con sus semejantes y con el estado, en cuanto a la propiedad, las obligaciones, los contratos, las relaciones de familia, las sucesiones o herencias y las distintas normas de responsabilidad civil, correspondientes a la vida ciudadana, independientemente de sus actividades particulares como individuo.

El derecho civil forma parte del derecho privado y está constituido por una serie de reglas jurídicas, que articulan las relaciones patrimoniales o personales entre individuos, ya sea de manera personal o jurídico, donde la finalidad del mismo es preservar el interés del sujeto a nivel patrimonial y moral.

Se encuentra compuesto por las distintas normas que forman parte del código civil y el código de procedimiento civil correspondiente de cada país.

¿Qué tipos de derecho se comprenden en materia civil?

  • El derecho de las personas: El cual vela por los intereses y derechos de cada ser humano, al igual que los atributos de la personalidad como la nacionalidad, el estado civil y el domicilio.
  • El derecho de las obligaciones, contratos y garantías: Sirven para controlar los actos y negocios jurídicos y las consecuencias derivadas del mismo.
  • El derecho de cosas: Relacionado a los bienes, objetos, posesiones y propiedades de un individuo.
  • El derecho de responsabilidad civil: Es el generado a partir de un daño, ya sea intencional o no, que pueda sufrir un individuo en su patrimonio o moralmente.
  • El derecho de familia: Regula las consecuencias jurídicas, vinculadas a las relaciones familiares, causadas por el parentesco de un individuo con otro, debido a la filiación o el matrimonio.
  • El derecho de sucesiones: Controla las consecuencias jurídicas de la transmisión de bienes y derechos, después del fallecimiento del individuo, donde se determinará quién o quienes heredaran dichos objetos o propiedades.

Entre los casos civiles con más demanda podemos encontrar:

  • Los Divorcios.
  • La separación de cuerpos y bienes.
  • Las tutelas y curatelas.
  • Los permisos.
  • Las autorizaciones.
  • Las particiones conyugales o hereditarias.
  • La constitución y cancelación de hipotecas.
  • La redacción de distintos tipos de contratos.
  • Los traspasos de vehículos.
  • Los documentos de compra-venta.
  • Los Contratos de arrendamiento.
  • Las redacciones de títulos supletorios.
  • La redacción de documentos constitutivos de asociaciones civiles.

Como podemos apreciar, estos y muchos casos más, son los comprendidos en las legislaciones civiles, los cuales podrán variar de acuerdo a la zona, país o región en las que serán aplicadas, donde lo más recomendable es contar con la asesoría legal adecuada, ya que algunos de los procedimientos por muy sencillos que parezcan, deben contener puntos claves de ley para proceder de manera exitosa, en los cuales los abogados serán parte fundamental, ya que son los profesionales con la debida trayectoria que estudiarán de forma particular cada instancia del proceso, para así brindar los mejores resultados a sus clientes.